martes, 8 de julio de 2014



         Partido  Democrático  30 de Noviembre Frank País
        Centro de Información Nacional del (PD 30 11 FP)
         Por: Richard Morera Ramos.
            Citados e interrogados arbitrariamente. 



Foto cortesía: Luis Ernesto Lamar Guirola.
En horas de la mañana del día 3 de Junio del 2014,  fue citada por el Departamento de la Seguridad del Estado (DSE), Ana María Batista Romero, quien se desempeña como delegada municipal del Partido Democrático 30 de Noviembre Frank País (PD 30 11 FP),  en el municipio Regla La Habana.
Siendo las 2 pm del 2 de Junio, se personó el Agente del DSE, Quien se hace llamar Irán, en el domicilio de Batista Romero, para entregarle una citación para el próximo día a las diez de la mañana, la cual debería de presentarse en la Estación de la  Policía Nacional Revolucionaria (PNR), de su municipio ubicada en calle Martí sin número, con el fin de realizarle una entrevista, la cual terminó siendo, más que una entrevista, un interrogatorio en el que según Romero, fue amenazada y burlada por el agente actuante, el que le dejó saber que de seguir su activismo en la organización, sería procesada por las autoridades bajo los cargos de (Resistencia y Desacato).
Las citaciones entregadas por el oficial, eran totalmente ilegales ya que, La cedula de citación en una papeleta autorizada por un funcionario judicial, que en  el caso de Cuba y según lo dispone la “Ley del Procedimiento Penal (LPP),” en su artículo 86 (Modificado) La diligencia de citación se hace por medio de cédula expedida por el Secretario, la que contendrá los particulares siguientes:
1) Expresión del Instructor, Fiscal o Tribunal que la disponga;
2) nombres y apellidos del que deba ser citado y dirección de su domicilio o lugar donde deba practicarse esta diligencia:
3) objeto de la citación;
4) lugar, día y hora en que deba concurrir el citado;
5) apercibimiento de que si no concurre sin justa causa se le impondrá multa de cincuenta pesos, y si se tratare de segunda citación, de que podrá ser acusado por el delito procedente.
La citación debe hacerse personalmente, si fuere posible; en su defecto, por medio de familiar mayor de dieciséis años que resida en el mismo domicilio, de un vecino o del correspondiente Comité de Defensa de la Revolución.
Cuando la citación no se haga personalmente al interesado, en la diligencia de entrega de la cédula de citación se hará constar la obligación del que reciba la copia de dicha cédula, de entregarla al que debe ser citado inmediatamente que éste regrese a su domicilio, o lugar señalado para practicar dicha diligencia, con los apercibimientos procedentes, si deja de entregarla.
De no ser posible la citación en algunas de las formas previstas anteriormente, puede utilizarse el correo, telégrafo, radiotelégrafo, teléfono o cualquier otra vía de comunicación, con indicación precisa de los particulares enumerados al inicio de este Artículo.
 Los agentes del orden (policías) o de la Seguridad del Estado no están facultados legalmente para citarlo. Ellos cuanto más pueden es  entregarle el documento y debe exigir que la misma sea entregada con 72 horas de antelación a la vista y que tenga el nombre y la dirección del que cita.
 Si agentes del orden (policías) o de la Seguridad del Estado lo cita estaría realizando sin título legítimo, actos propios de una autoridad o de un funcionario público, atribuyéndose carácter oficial. Un delito regulado en el  Código Penal,  bajo el título de “Usurpación de Funciones Públicas”.
Este artículo fue modificado por el artículo 1 del Decreto-Ley No. 151, “Modificativo de la Ley de Procedimiento Penal “de 10 de junio de 1994 (G.O.Ext. No. 6 de 10 de junio de 1994, pág 16).
 Los que se encontraban a las afuera de la estación, fueron interrogados y amenazados  por el actuante, ya que los mismos mostraron cierta insatisfacción  con lo que estaba ocurriendo.
 Los citados fueron:
-Arnel Suarez Aronte  
 -Félix Cruz Álvarez  
 -Ana María Batista Romero
-Luis Ernesto Lamar Guirola 

0 comentarios:

Publicar un comentario